LA DISTANCIA ENTRE TU Y YO

EDITH SOTO SIERRA
ALUMNA DEL 5° SEMESTRE DE LA LICENCIATURA EN EDUCACIÓN PREESCOLAR Y PRIMARIA PARA EL MEDIO INDÍGENA, DE LA UNIVERSIDAD PEDAGÓGICA NACIONAL, SEDE REGIONAL ZACAPOAXTLA PUE.

LA DISTANCIA ENTRE TU Y YO…

La distancia nos separa,

la distancia y un poco de dolor,

al pensar en los días en que estábamos juntos

para compartir tristezas y alegrías,

para escucharte y ser escuchada.

Hoy… esa distancia que nos separa lo dificulta todo,

pero una amistad comprobada y fiel no se encuentra

con mucha frecuencia y la tuya es una que deseo

conservar de todo corazón.

Aunque la distancia física nos separa,

dentro de mí hay un sitio donde tus recuerdos

se guardan vivos y seguros y hay veces que aún sonrío

al pensar en lo que compartimos.

Recuerda, te lo ruego, si te hago falta o me necesitas,

estoy a una llamada, una carta o un pensamiento.

Si te puedo ayudar dímelo, porque una buena amistad

sigue siendo una amistad hoy y siempre….

                      ¿POR QUÉ TE AMO?

TE AMO porque llenaste mi vida de esperanza,

TE AMO porque tú pudiste llenar de luz hasta el día

más nublado de mi vida.

TE AMO porque cuando veo tu rostro y tu sonrisa,

la vida me cambia radicalmente.

TE AMO porque llegaste a mi vida y sin pensarlo

me diste la mayor de las alegrías.

Y  ¿cómo no poder amarte si eres el ser más maravilloso

que he conocido en mi vida?

¿Te digo un secreto?

Si fueras lagrima nunca lloraría para no perderte…

Desde que te conocí solo tenía un miedo, el cual por desgracia se ha cumplido y ese era amarte.

Tú fuiste como aquella lágrima que nunca debí derramar para no perderte jamás. Algún día pensé que aquella lágrima que te representaba, la guardaría en un pequeño nicho para tenerte siempre junto a mí, pero había una predicción, esa lágrima estaría intacta siempre y cuando el amor siguiera vivo en ambos y cuando este sentimiento se terminara en alguno de los dos, este recuerdo de ti se evaporaría sin quedar alguna seña física.

Sabes?… te he perdido en cuerpo pero en mi alma y en mi corazón vivirás eternamente, como el primer día que te conocí y lo que me ayudará a vivir serán nuestros recuerdos y los bellos momentos que pasamos juntos y que vivirán eternamente plasmados en mí…

Siempre te amará aquel ser que nunca pudo llenar  completamente un espacio en tu corazón de satisfacción, amor y felicidad.

TE AMA para siempre aquel ser a quien nunca quisiste sinceramente y los momentos que le brindaste solo fueron  parte de una apuesta barata…

Pero sabes, a pesar de todo el daño que me hiciste no te guardo rencor porque cuando realmente quieres a alguien, por más daño que este te ocasione, jamás después de haberlo amado tanto, puedes llegar a odiarlo.

 ATTE.

Un amor incomprendido ante el ser más cruel pero a la vez más maravilloso del mundo.

                                                           EDITH SOTO SIERRA