LOGROS DEL SISTEMA EDUCATIVO NACIONAL

         

MARIA DEL PILAR RAMIRO CARCAMO, Alumna del 5° Semestre de la Licenciatura en Psicología Educativa, Universidad Pedagógica Nacional, Sede Regional Zacapoaxtla Pue.

          En México y principalmente en los inicios de la Revolución Mexicana, la población escolar era menos de los 50 mil alumnos; en 1988 era de casi 20 millones. Por otro lado el país tuvo que afrontar y resolver el analfabetismo predominante en un 80% de la población, ¿Será esto real? O solo nos dejamos llevar por puras palabras.

        Estadísticas tras estadísticas, y año tras año, nuestros gobernantes  se vienen amparando con más mejoras en el país, ¡Pero esto no es nada, comparado con lo mucho que nos falta por hacer!

Día a día más niños y niñas acceden a una educación escolar, pero aún nos falta mucho por lograr. El gobierno se llena la boca con decir que hay un menor porcentaje de analfabetismo ¡nos consta! eso no verdad. La Pobreza es un depredador que acaba con las oportunidades de recurrir a una escuela, por el simple motivo de no tener los medios económicos para sufragar los gastos escolares y es irónico porque se habla de una Educación Gratuita que no existe.

En México durante los últimos años, las diversas administraciones han hecho repetidos esfuerzos por crear un marco nuevo de educación de calidad, centrado en la globalización y la competitividad. Hoy la maquila y la tecnología nos hace dominados, con juventudes destinadas a manejar máquinas y con escasa oportunidad de trabajar de acuerdo al potencial del individuo; hoy se transcurre por caminos escasos, artificiosos, que llevan al individuo a la desesperanza y a la frustración.

La gente recibe pocos recursos económicos por parte del gobierno, es decir, el gobierno invierte menos de lo que debiera en la educación.

Se sigue enseñando con un método que se viene utilizando desde los años 80´s. Se ofrecen limitadas oportunidades educativas a la juventud.

Otro fenómeno que se llega a dar y que está a la moda es la competitividad, pero muchos lo mal interpretan y se dejan  llevar por la idea de que cuantos más títulos tengas, eres mas,

¡Hasta donde hemos caído! ¿De qué nos sirve tener solamente papeles legalizados?, si  lo importante que debe prevalecer es la calidad del trabajo y de las personas.  Si se tomara esto en cuenta, la vida de muchos [email protected] cambiaría.

Enlistar las deficiencias de la educación nacional resultaría inacabable, es hablar del escaso desarrollo de la educación, es seguir quejándonos sin logara nada.

Debo mencionar también que a la Educación se le ha señalado o acusado de reproducir los intereses de la clase en el poder, por lo tanto considero que hoy más que nunca debe generarse un cambio que provoque como resultado, una educación y una didáctica que comprometa a los profesores con responsabilidad y conciencia. Dándole oportunidades  a [email protected] por igual, no discriminando las capacidades de las personas.

Hagamos conciencia que en nuestra sociedad no se puede, ni se podrá nunca generar un cambio eficaz y eficiente mientras nosotros mismos no estemos preparados para dirigir tales cambios.

Por ello concluyo que la modernidad de la educación debe desprender dos objetivos centrales, apoyados y sustentados por el apoyo político:

Seguir ofreciendo el acceso a la educación y a la cultura todos los mexicanos y continuar elevando la calidad de la enseñanza, es decir, luchar por lo que nunca ha existido y esperemos lograr con un trabajo en conjunto una verdadera calidad educativa.